Navidades con B

B de Bratislava, Budapest y Barcelona que son las ciudades en las que he pasado el mes de diciembre, a parte de mi querido Logroño.

Mercados navideños en Bratislava y Budapest

Vino caliente, Mercado Navideño, Budapest, HungríaLo mejor del invierno en Centro Europa son los mercados navideños, así que este año fuimos a ver el de Budapest. Nos quedamos con las ganas de patinar sobre hielo en la gran pista que montan en el parque de la ciudad y que dicen que es la más grande de Europa; pero su horario de cierre es un tanto raro y paran para comer más que los españoles, de 13 a 17.

Noria Budapest Eye, HungríaDonde sí disfrutamos fue en las cercanas termas de Széchenyi, que son más interesantes en invierno por el contraste con el frío exterior. Además nos montamos en el Budapest Eye, la gran noria que han montado en Erzsébet tér.

Estofado testiculos de gallo, Mercado Navideño, Budapest, HungríaVisitamos tanto el Mercado Central que había obviado en anteriores visitas, como el Mercado Navideño donde volví a degustar una de las cosas más rara que he probado nunca, el estofado de testículos de gallo. Dormimos en el Courtyard by Marriot y dejándonos aconsejar de nuevo por TripAdvisor cenamos en el cercano Oinos WineBar&Bistrot; muy recomendable en especial por su tartar de ternera con trufa.

En Bratislava fueron varias las visitas al mercado para disfrutar de los tradicionales de cada invierno como la ciganska pecienka, el lokse o el zemiakové placky siempre acompañados de un buen vino caliente.

Cagando el tió en Barcelona

Tió de Nadal, Barcelona, CatalunyaPero las tradiciones navideñas cambian no sólo en cada país sino también dentro del mismo. Y algunas familias catalanas alimentan un tronco, con cara de bueno, hasta el día de Nochebuena, cuando los niños lo golpean con un bastón para que “cague” los regalos, que se encuentran escondidos debajo de una manta.

Pato pekinés, Memorias de China, Barcelona, CatalunyaJúlia y sus amigas lo usan para darse los regalos del Amigo Invisible y tras una buena comilona, a mi me cagó un reserva del Penedés y un decimo para la Grossa Cap d’Any (sorteo de lotería de fin de año en Cataluña) que no fue premiado.

Barça - Cordoba, Camp Nou, Barcelona, CatalunyaAdemás de cagar el tió volvimos a ver fútbol de Primera División en el impresionante Camp Nou, donde el Barça goleó 5 a 0 al Córdoba; fue espectacular especialmente el último gol, con uno de esos controles imposibles de Messi; además tuvimos suerte y cuatro de los cinco goles fueron en nuestra portería.

Can Martinet, Vilanova del Valles, CatalunyaEn el lado gastronómico a parte de degustar sushi en el Kibuka y tapas en la Cerveseria Catalana, que son dos de nuestros restaurantes favoritos en Barcelona; cenamos pato pekinés en el curioso restaurante Memorias de China recordando así nuestro viaje a Pekín. Y nos fuimos hasta Vilanova del Vallès para comer con nuestro amigo Xavi.

Navidades en Logroño

Cubatas Nochebuena, Logroño, La RiojaLas Navidades en Logroño son motivo de reencuentro con familiares, amigos, el vino y la comida, mucha comida. Después de los tradicionales cubatas con mi cuadrilla en la tarde de Nochebuena, cenamos mariscos y otras viandas para irnos a dormir con la tripa llena. El día de Navidad casi sin haber digerido lo anterior, una nueva comilona con el cordero asado como plato final.

Cena Valvanera CD, Juan y Juan, Logroño, La RiojaUn día después, el viernes 26, me junté para cenar en el Juan y Juan con mis compañeros del Valvanera CD y si el año pasado logramos reunirnos nueve, en este aumentamos la cifra a 14 personas, por lo que ya se habla de pachanga para el año que viene.

Cena amigo invisible, Cocinado Daniel, Logroño, La RiojaEl sábado con mis amigos volvimos a celebrar una nueva edición del Amigo Invisible donde Leyre me regaló un mini tenis de mesa, ya que el regalo principal no había llegado a tiempo. Yo le regalé a Javi una kit de lucha contra el frío, algunos sabores comunistas y otros regalos internacionales, todo dentro de una bolsa de basura como a él le gusta. La fiesta continúo hasta altas horas de la mañana.

Tondeluna, Logroño, La RiojaEl domingo nos reservamos algo ya que el lunes nos fuimos todos a visitar las Bodegas Riojanas en Cenicero, previo paso por el restaurante Olano a degustar un tradicional menú de pueblo riojano.

Con Júlia despedimos el año el martes 30 compartiendo un menú de seis platos en mi restaurante favorito, el Tondeluna, que sigue cambiando la carta para no ser aburrido y seguir sorprendiendo.

Cena Nochevieja, Logroño, La RiojaLa tarde del 31 volvimos a cerrar un año corriendo la San Silvestre antes de empacharnos con la cena de Nochevieja, que este año además tenía tarta para celebrar el primer cumpleaños de mi prima Marta. Después de comernos las uvas bailamos un rato con la Wii, para después salir de fiesta hasta pasadas las 7 de la mañana, dando cuenta de unos cuantos churros con chocolates antes de dormir.

Catedral Santo Domingo de la Calzada, La RiojaA diferencia de otros años la resaca no fue fuerte y pude disfrutar del menú de Año Nuevo por la mañana y del Sushicatessen por la noche. El sábado 3 Júlia y yo pasamos la tarde visitando Santo Domingo de la Calzada donde subimos a la torre y vimos la exposición de belenes en la Catedral, además de comprar pastas, ahorcaditos y milagros del santo.

Naxara - SD Logroñés, La Salera, Najera, La RiojaEl domingo 4 después de comer subimos al campo de La Salera en Nájera, para ver el partido entre el Náxara y mi SD Logroñés que acabó 1 a 2. Y por la noche por fin pudimos comernos una hamburguesa en el Burgerheim, restaurante de moda en la ciudad, siempre repleto de gente y que lo vale por su gran calidad y servicio.

Regalos Reyes Magos, Logroño, La Rioja

Ayer martes fue el último día de las Navidades con los Reyes que volvieron a dejar el árbol lleno de regalos. A mi me trajeron un coche MG A de Scalextric, los libros Lo que te hace grande de Valentí Sanjuan y Goool en Las Gaunas de Javier Triana, una caja pintada con el escudo del Club Deportivo Logroñés, crema hidratante y pastillas dentífricas de Lush, mapa para rascar y diario de viajes de Luckies, otras media de comprensión de Mizuno, un pijama, zapatilla de casa, dinero y colonia. Aunque la tarde me la pasé entera jugando con mis primos y sus regalos.

En toda esta entrada no la he mencionado, pero han sido numerosas las visitas a mi querida Calle Laurel, que es una de las cosas que más echo de menos viviendo en el extranjero.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s