La Gran Muralla China

La Gran Muralla China era una de las maravillas que siempre habían estado en mi lista de destinos; pero nunca sabía cuando iba a ser el día hasta que la visitamos hace poco más de un mes durante nuestro viaje a Beijing.

Planificación

Badaling, Great Wall of ChinaPlanificando el viaje decidimos pasar al menos un día en la Muralla China y si nos sobraba tiempo usar un segundo día para ver otra sección. De entre las opciones disponibles elegimos la compañía gubernamental “Beijing Hub of Tour Dispatch” cuyos autobuses salen del suroeste de la plaza del Tiananmen y ofrece dos recorridos diferentes.

Lunch, Beijing Hub of Tour Dispatch, ChinaElegimos el recorrido que te lleva también a las Tumbas de la dinastía Ming por 210 yuan; pasando el día entero de visita e incluyendo las entradas y la comida. Y la verdad que fue una experiencia curiosa porque fuimos los únicos occidentales en el autobús, así que el guía nos dejaba a nuestra bola y sólo nos decía la hora a la que teníamos que regresar.

Lo que sí fue un coñazo es tenerlo que escuchar hablar en chino sin parar durante todos los trayectos de autobús. Así que para nuestra segunda visita a la Muralla contratamos un tour en el hotel junto con más turistas occidentales.

Tumbas Ming

Dingling Underground Palace, Ming tombs, ChinaA lo largo del valle están enterrados trece emperadores de la dinastía Ming y nosotros visitamos la tumba Dingling del emperador Zhu Yijun y sus dos emperatrices. El Palacio Subterráneo está dividido en cinco salas y en la central se encuentran el trono del emperador y los dos de las emperatrices sobre los que la gente deposita dinero con la convicción de que les traerá buena suerte. En la sala trasera varios cofres rojos almacenan los restos de los tres.

Sacred Way, Ming tombs, ChinaNuestra segunda parada fue el Camino Sagrado que es la calzada que se dirige a las tumbas como símbolo de la ruta que te lleva al paraíso. Empieza con un pabellón en el que se encuentra una estatua de Bixi, criatura de la mitología china que parece una tortuga con cabeza de dragón; la estatua en sí pesa 50 toneladas.

Sacred Way, Ming tombs, ChinaA continuación el camino está bordeado por 18 pares de estatuas enormes. Las primeras 24 son de animales como elefantes, camellos, caballos o leones, además de criaturas mitológicas; y de cada animal hay dos parejas, en una están de pie y en la otra de cuclillas arrodillándose frente al emperador. Las últimas 12 pertenecen a humanos como el general o los oficiales militares o civiles.

Badaling

Badaling, Great Wall of ChinaTras la interesante visita de las Tumbas Ming y una comida rodeados de entrañables chinos, nuestra última parada del martes fue la imponente Muralla China. Badaling es sin duda la parte más turística ya que fue el primer tramo en ser restaurado y abierto al público.

Badaling, Great Wall of ChinaComo sólo teníamos dos horas para visitarla cogimos el funicular que te lleva hasta la torre ocho en lo que fue nuestro primer contacto con la muralla. Pero había tal cantidad de gente que hasta el paso resultaba difícil, por lo que descendimos un rato en búsqueda de una mejor foto.

Badaling, Great Wall of ChinaCon lo que no tuvimos suerte fue con la contaminación y es que tras tres días soleados con cielo azul, a partir del martes el resto de la semana estuvo nublada, pero con una capa blanca y seca de contaminación que no dejaba ver el sol. La calidad del aire se fue deteriorando durante nuestra estancia y el viernes llego a una máxima de 270 catalogada como muy insalubre; de hecho en algunos momentos nos llegaron a picar los ojos.

Mutianyu, Great Wall of ChinaMutianyu

El viernes 18 tuvimos nuestro segundo contacto con la Muralla China visitando la sección de Mutianyu que también ha sido renovada pero recibe bastantes menos turistas en comparación a Badaling.

Tobogganing, Mutianyu, Great Wall of ChinaComo esta vez teníamos tres horas decidimos subir andando hasta la Muralla; aunque después de la sudada no nos pareció tan buena idea. Aun así tuvimos tiempo de sobra para subir hasta la torre número cuatro e incluso saliendo por una de las ventanas pudimos pisar una parte de la muralla que no ha sido restaurada.

Mutianyu, Great Wall of ChinaPara bajar usamos el tobogán que resultó ser bastante divertido. Te montan en una especie de trineo que sólo tiene una palanca para acelerar si la empujas y frenar cuando tiras de ella. Así que en poco más de dos minutos llegamos abajo descendiendo por un entretenido circuito lleno de curvas.

Conclusión

La Gran Muralla China es un sitio increíble de los que hay que visitar al menos una vez en la vida. Apreciar su inmensidad, la locura de sus subibajas, ponerte en la piel de los que la construyeron hace mas de 2000 años y los que la defendieron después, disfrutar del paisaje y ver a lo lejos como zigzaguea por la montaña resulta asombroso.

Beijing belly, Badaling, Great Wall of ChinaPara otra viaje queda pendiente una idea; y es pasar varios haciendo senderismo a través de diversas secciones de la muralla, durmiendo al cobijo de sus torres o en los pueblos cercanos, contemplando el atardecer y el amanecer desde un lugar realmente mágico.

Y como siempre me gusta ofrecer datos curiosos, uno que se me olvidó en la anterior entrada es el hecho de que para soportar el calor reinante, los hombres pekineses pasean con la barriga al aire, lo cual resulta cuando menos curioso (y como prueba en la fotografía, refrescante) para nuestra mentalidad occidental.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s