High Tatras Night Run

El último fin de semana de mayo corrí una de las carreras más bonitas que he corrido nunca en un entorno incomparable como son las Tatras.

Previa

Martín Fiz, Ferrer Sport Center, Logroño, La Rioja, SpainEl miércoles 14 de mayo cuando estuve en Logroño hubo un entrenamiento con el atleta Martín Fiz y el ciclista Joseba Beloki, así que no perdí la oportunidad de conocer a dos de mis ídolos de juventud.

Joseba Beloki, Ferrer Sport Center, Logroño, La Rioja, SpainCorrer mano a mano con el que fuera Campeón del Mundo de Maratón en el año 1995 fue una experiencia increíble. Y es que desde el Pantano de La Grajera hasta el final del entrenamiento, junto a la tienda Ferrer Sport Center, fuimos corriendo codo con codo e incluso charlando.

Pero la experiencia tuvo un precio y el día después me levanté con hinchazón y dolor por encima del tobillo derecho, posiblemente por haber empezado el entrenamiento sin calentar. Diez días después la médica lo identifico como una probable tendinitis del tibial, pero tres semanas después seguía sin haberme recuperado, así que la carrera me la tomé como un entrenamiento para no forzar demasiado.

Carrera Extrema

Pablo Villoslada Puigcerber, Fa Extreme Run, Štrbské Pleso, SlovakiaEl sábado 30 de mayo antes de la carrera nocturna había una carrera extrema a las 4 de la tarde, que consistía en subir 200 metros corriendo cuesta arriba por la zona de aterrizaje del trampolín K70 de saltos de esquí. Como me pareció una experiencia curiosa y bastante única decidí apuntarme sin tener ni idea de lo que iba a sufrir.

Pablo Villoslada Puigcerber, Fa Extreme Run, Štrbské Pleso, SlovakiaSalí con el dorsal 25 y los primeros 50 metros se me dieron bien; pero en cuanto la subida empezó a inclinarse más, tuve que ayudarme de las manos para seguir subiendo mientras los muslos me ardían a causa del acido láctico. Cuando llegué arriba del todo me faltaba oxigeno hasta en el cerebro y tuve que tumbarme para recuperarme.

El ganador lo hizo en 56 segundos mientras que yo tardé 2 minutos y 15 segundos acabando en el puesto 48 de 51 corredores, con el único consuelo de no haber sido el último.

Carrera Nocturna

Pablo Villoslada Puigcerber and Júlia Serrano Matheu, High Tatras Night Run, Štrbské Pleso, SlovakiaDescansé un rato los músculos y a las 20:00 corrimos ocho kilómetros alrededor de Štrbské Pleso, bordeando los dos lagos mientras anochecía con las montañas Tatras de fondo.

Pablo Villoslada Puigcerber and Júlia Serrano Matheu, High Tatras Night Run, Štrbské Pleso, SlovakiaFue una carrera preciosa y tuve la suerte de disputarla todo el rato corriendo junto a Júlia para cruzar la meta cogidos de la mano. Y aunque el resultado era lo de menos terminamos con 0:48:39 en la posición 442 de los 644 atletas que terminaron.

De vuelta en el hotel me bañé durante cinco minutos en agua fría con hielo y aunque lo pasé mal durante un buen rato, la sensación de relajación en los músculos de las piernas fue bastante grande.

Turismo

Štrbské Pleso, SlovakiaLa carrera fue sólo una excusa para seguir descubriendo Eslovaquia y quitarme además una espina que tenía clavada desde nuestro viaje por carretera del verano pasado, cuando en Spišská Sobota acabamos comiendo en uno de los peores restaurantes en los que he estado nunca.

Demänovská Cave of Liberty, SlovakiaEsta vez sí pudimos cenar en el Vino & Tapas y pese a que el viernes cerraban la cocina a las 21:00 y salimos tarde de Bratislava por culpa de un atasco, nos esperaron para cenar aún llegando pasadas las 22:00. Y de verdad que mereció la pena esperar casi un año y conducir cuatro horas para probar esta pequeña joya escondida cerca de las montañas.

Podríamos titularlo ”alta cocina en el medio de la nada”. El menú gourmet empezó con una mousse de trucha ahumada seguida de una crema de espárragos, para dar paso a la estrella de la noche, el exquisito risotto de setas; continuaron con las carrilleras de ternera y por último el postre; entre medio hubo además tres amuse-bouche resultando especialmente curioso el tomate relleno de frambuesa.

El sábado por la mañana dimos la vuelta al lago glaciar y disfrutamos del aire puro antes de la carrera. Mientras que el domingo en ruta hacia Bratislava paramos a ver la Cueva de la Libertad de Demänovská y a comer en Žilina, donde de nuevo volvieron a sorprendernos en el Restaurante Atrium con un servicio espectacular y platos deliciosos como el tartar de ternera, el de salmón y el flank steak.

Fue el colofón para un gran finde con Júlia y Alejandro, que además fue nuestro fotógrafo oficial.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s