Estambul, la pasión turca

Estambul es el olor a especias y el canto de las mezquitas, los letreros luminosos y el bullir de los bazares, sus vendedores ambulantes y la historia de tres imperios.

Pasazade Restaurant, Istanbul, TurkeyCumpleaños de mi hermana

Ya no soy el único de la familia que celebra sus cumpleaños en países diferentes y en septiembre convencí a mi hermana para celebrar su cumpleaños en Estambul. Así que en la mañana del día 15 de noviembre ellos volaron desde Bilbao vía Múnich al aeropuerto Atatürk, mientras que yo desde Viena aterricé en el aeropuerto Sabiha Gökçen, en el lado asiático. Nos juntamos en el Hotel Viva Deluxe, estratégicamente situado en el barrio de Sultanahmet, donde se encuentran la mayoría de atractivos turísticos.

Sultanahmet, tierra de mezquitas

Medusa, Basilica Cistern, Istanbul, TurkeyLa mañana del sábado lo primero que visitamos fue la Cisterna Basílica, ya que merece la pena pasar por ahí antes de que lleguen los grandes grupos de turistas, disfrutando así de las luces y el sonido del agua al caer. Conocida como el Palacio Sumergido, es un deposito que servía como reserva de agua para la ciudad y entre sus 336 columnas destacan dos, que tienen como base la cabeza de Medusa.

Hagia Sophia, Istanbul, TurkeyDespués entramos a Hagia Sophia que en la actualidad es un museo, pero que fue basílica durante el Imperio Bizantino y mezquita durante el Imperio Otomano, por lo que refleja perfectamente la mezcla de las dos religiones donde elementos islámicos conviven con mosaicos de la Virgen o Cristo. A la salida entramos a los mausoleos de varios sultanes.

Sultan Ahmed Mosque, Blue Mosque, Istanbul, TurkeyJusto enfrente se encuentra la Mezquita Azul con sus seis minaretes, otro de los  grandes iconos de Estambul y no menos impresionante que la Santa Sofía. Tuvimos que hacer cola antes de poder entrar y descalzarnos para ver el interior de esta mezquita de mosaicos azules.

New Mosque, Istanbul, TurkeyJunto a la mezquita está la Plaza de Sultanahmet, erigida sobre el antiguo Hipódromo de Constantinopla y donde se encuentran entre otras cosas los obeliscos de Teodosio y Constantino. Y bajando en dirección al Marmara entramos a la Pequeña Santa Sofía, una iglesia ortodoxa que ahora es una mezquita.

Golden Horn, Istanbul, TurkeyLa tarde del sábado se nos fue casi entera en ir y volver a la expo de la Maratón de Estambul, donde recogí el dorsal para correr el diez mil el domingo por la mañana. Al terminar la carrera seguimos descubriendo la ciudad y entramos por fin a la Mezquita Nueva, por la que habíamos pasado por la noche. A pocos metros se encuentra la de Rüstem Paşa situada sobre un complejo de tiendas.

Más arriba y en lo alto de una colina está la Mezquita de Süleymaniye, que es la más grande de la ciudad. Pero es que casi en cada esquina de la antigua Constantinopla te encuentras mezquitas de diferentes tamaños en las que una vez dentro y tras descalzarte, sientes estar en un mundo completamente diferente al que estamos acostumbrados.

Istanbul nostalgic tram, TurkeyDe Galata a Taksim, al otro lado del Cuerno de Oro

Por la tarde del domingo cruzamos el Puente Gálata atestado de pescadores para contemplar el atardecer desde el otro lado, junto al puerto en el que venden pescado fresco de un aspecto increíble. Subimos también a la Torre de Gálata desde la que se contempla una maravilloso panorámica de toda la ciudad, tanto del lado europeo como del asiático, todavía más impresionante con las luces encendidas.

Istanbul fish market, TurkeyEn la tarde del lunes visitamos Taksim, punto de actualidad por las protestas y manifestaciones multitudinarias que se vienen realizando desde mayo para salvar el Parque Gezi, pero también para protestar contra el gobierno de Erdoğan. Desde el Monumento a la Republica parte la histórica línea de tranvía que recorre la Avenida de İstiklal y que nosotros paseamos entera hasta pasar la Torre de Gálata y desembocar de nuevo en el Cuerno de Oro.

Los bazares

Bazaar, Istanbul, TurkeyLos bazares merecen una mención especial ya que le dan la vida a la ciudad, el punto neurálgico donde todo se vende y todo se compra, un traqueteo constante de gente yendo y viniendo.

Spice Bazaar, Istanbul, TurkeyTanto en la mañana del domingo como en la del lunes pasamos por el Bazar de las Especias, un mercado con forma de L que destaca por los vivos colores y los olores de las especias, pero también jabones y dulces.

Grand Bazaar, Istanbul, TurkeyTodos intentan que entres a su tienda y no dudan en ponerse a hablar en castellano, e incluso los hay que conocen La Rioja. Fuera del edificio también hay puestos de comida con pescado fresco, carnes y quesos.

El lunes además callejeamos hasta el Gran Bazar, mucho más grande pero tal vez menos bullicioso y donde sus más de 3000 tiendas se agrupan por actividad (cuero, joyas, etc.). Es un sitio mágico en el que los amantes de las compras podrían perder días enteros recorriendo sus callejuelas.

Kokorec, street food, Istanbul, TurkeyGastronomía

No podía despedir esta entrada sin hacer mención de la gastronomía turca, con una gran variedad de alimentos tanto en las calles como en los restaurantes. Lo primero que comimos en la calle fue el kokoreç, muy parecido a nuestros embuchados, ya que son tripas de cordero.

Kebab, street food, Istanbul, TurkeyEn la zona del Puente Gálata nos comimos el típico bocadillo de caballa, que no es más que una caballa con una hoja de lechuga metida dentro de un pan. Tan típica como el doner kebab, especialidad turca que se ha extendido por el resto del mundo y que nosotros degustamos a la salida del Gran Bazar.

Fruit street stall, Istanbul, TurkeyA parte de los puestos callejeros también hay muchos carros con diferentes productos como frutos secos, fruta fresca, zumos de naranja o granada, un pan circular que se llama simit y una especie de churros conocidos como halka tatlisi.

Turkish Tea, Hafiz Mustafa, Istanbul, TurkeyEn el capitulo de los dulces también destacan los profiteroles, las gelatinosas delicias turcas y el pegajoso baklava. Un buen lugar para probar los dos últimos es el Hafız Mustafa con una abundante carta llena de postres y dulces, acompañadas de café o el tradicional té turco.

Hafiz Mustafa, Istanbul, TurkeyPara los restaurantes volví a fiarme de TripAdvisor, una aplicación que cada vez uso más y que es totalmente recomendable, más aún en una ciudad como Estambul llena de restaurantes turísticos donde sus relaciones públicas te avasallan para que entres a su local.

Meze, Pasazade Restaurant, Istanbul, TurkeyPara la primera noche fuimos al Pasazade, situado en el puesto 9 y no defraudó, tanto en la calidad del servicio como en la comida. De entrante pedimos un meze que consiste en una selección de aperitivos de diferentes tipos y como plato principal diferentes variedades de cordero, todo delicioso. Como celebrábamos el cumpleaños de mi hermana los camareros sacaron una tarta cantando Happy Birthday, redondeando así una velada perfecta.

Fish soup, Can Oba, Istanbul, TurkeyLa última noche nos despedimos en un sitio de calidad superior, el Can Oba, donde su dueño y chef hace también las veces de metre y describe con cariño cada plato del menú. Tras trabajar en Alemania abrió este restaurante hace poco más de un año y deleita tus sentidos a un precio bastante asequible.

Can Oba, Istanbul, TurkeyDe primero pedimos una sopa de pescado que en palabras de mi madre, una excelente cocinera, fue la mejor que ha probado nunca. Y es que vaya sopa; con pescado, almejas, langostinos y palito de cangrejo era un plato en sí mismo con un sabor espectacular.

De segundo yo opté por la lasaña de espinacas y queso de cabra, mientras que el resto eligieron lubina o dorada con unas presentaciones increíbles. Al postre no llegué pero tanto la mouse de chocolate que se comió mi padre como la tarta de queso helada que se comió mi hermana lucían maravillosamente. Fue sin duda alguna el sitio perfecto par despedirse de esta ciudad mágica.

Conclusión

Falg of Turkey, IstanbulEsperaba mucho de Estambul pero encontré más. Tres días no son suficientes para recorrer la ciudad entera, pero sí para disfrutarla lo suficiente como para saber que volveré pronto.

Recorrer sus calles, presenciar la mezcla de culturas o escuchar las llamadas a la oración, le da un aire místico que la hace realmente especial. Es una ciudad preciosa que ha pasado a convertirse en una de mis favoritas.

Teşekkür ederim.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s