Mercados navideños

Creo que sólo hay dos cosas que me gustan del invierno en Europa Central, una es ir a esquiar a las montañas, la otra son los mercados navideños.

Vienna Christmas Market, AustriaPese a que con la llegada del frío y la nieve las calles de las ciudades se vacían de personas, la apertura de los mercados navideños a finales de noviembre consigue reunirlas a todas en torno al vino caliente. Este año ha sido la tercera vez que disfruto del mercado de Bratislava, pero también he visitado los de Viena y Budapest, que se suman al de Berlín que ya visité hace tres años y a los de Cracovia y Dresden el año pasado.

Bebida

Vienna Christmas Market, AustriaEl vino caliente es la bebida principal de todos estos mercados, y se compone básicamente de vino (tinto, blanco o rosado) y especias (canela entre otras). Además del vino también se pueden degustar otros líquidos también calientes, como el ponche, incluida la versión para niños, el vino de miel o un simple chocolate.

Bratislava Christmas Market, SlovakiaEn cuanto a los recipientes ocurre una cosa curiosa, mientras que en Bratislava se sirven en vasos de plástico, algunos de paupérrima calidad, que casi no permiten ni sujetar el contenido y más que calentar las manos te las queman.

En Viena es obligatorio comprar una taza conmemorativa, por la que después te pueden devolver el dinero si no quieres quedártela de recuerdo. Budapest se queda en algo intermedio y tiene las dos opciones, vaso o taza.

Comida

Ciganska pecienka, Bratislava Christmas Market, SlovakiaPero si algo marca la diferencia de verdad en los mercados navideños es la comida, deliciosa y grasienta.

Budapest Christmas Market, HungaryEl plato principal en Bratislava es la ciganska pecienka (asado al estilo gitano) que es un bocadillo de pechuga de pollo o filete de cerdo con mostaza y cebolla.

Rooster testicles stew, Budapest Christmas Market, HungaryOtra de las delicias invernales es el lokse, una especie de crepe de patatas que puede tener relleno dulce o salado (el más común es el de hígado de oca). Aparte de esto, se sirven otros muchos productos típicos de los mercados callejeros eslovacos y su gastronomía en general, como la klobasa (salchicha).

 Christmas Market mugsEn contraste con Bratislava, en Viena me sorprendió que había muchos más productos dulces que salados, como las galletas de jengibre o los gofres entre otros. Mientras que en Budapest creo que he comido la cosa más rara de mi vida, que fueron los testículos de gallo y la verdad es que me supieron deliciosos.

Aparte de puestos de comida y bebida también hay puestos de venta de regalos, artesanía y manualidades, además de pista de hielo, música y otras actuaciones; pero con esta pequeña reseña de los mercados navideños sólo quería desearos unas felices fiestas a todos mis lectores.

¡FELIZ NAVIDAD! MERRY CHRISTMAS! BOM NATAL! VESELÉ VIANOCE!

Anuncios

5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s