A Dresden vía Praga

Llevaba más de un mes sin escribir por aquí y no podía romper esta espera de otra manera si no con un viaje. Hace un par de semanas en una cena, mi amiga Gabriela comentó que se iba diez días de road trip por Alemania y que por qué no nos juntábamos el fin de semana en Dresden.

Como yo tenías ganas de visitar Dresden desde año pasado, cuando la vi al pasar con el autobús en mi viaje a Berlín, y el jueves era fiesta nacional en Eslovaquia, me apunté al viaje en autobús con mi amiga Ivana para volver el domingo con Gabi todos en el coche.

Praga

Beer, electric train, Výtopna, Prague, Czech RepublicLa idea era ir directos hasta Dresden, pero los billetes estaban agotados, así que tuvimos que hacer noche en Praga. Con una amiga de Ivana y su novio, fuimos a cenar a un restaurante súper curioso, en el que tras pedir las bebidas, estas son servidas en tu mesa a través de trenes eléctricos que recorren todo el lugar, por lo que recomiendo encarecidamente visitar este sitio y más aun si vas con niños (grandes y pequeños).

Tatarák, electric train, Výtopna, Prague, Czech RepublicPara cenar pedí tatarák y por fin, tras comerlo en Beckov y en Siófok, recibí la versión original en el que la carne cruda viene con una yema de huevo encima y todas las especias en un plato aparte para que tú mismo te lo mezcles, delicioso. Después de varios viajes del tren fuimos a dar una vueltilla por el centro y a tomar una última cerveza en el Hard Rock.

Dresden

Frauenkirche, Dresden, GermanyEl viernes tocó madrugar ya que nuestro autobús salía a las 8 de la mañana, con desayuno previo en el Burger King. Pasadas las 10 llegamos a Dresden, ciudad que fue destruida en un 90% durante la Segunda Guerra Mundial y que ha sido parcialmente reconstruida. Dejamos las maletas en la taquilla de al estación de tren y nos lanzamos a recorrer el centro de la ciudad.

Hofkirche, Dresden, GermanyPrimero visitamos la Iglesia de la Cruz cuyo interior se ha dejado sin reconstruir, creando un curioso efecto con la piedra al aire. Después fuimos a Frauenkirche que fue totalmente destruida y cuya reconstrucción termino en 2005 usando 3 800 de las piedras originales, que se dejan notar en la fachada al ser más oscuras que las nuevas debido al efecto del fuego.

Currywurst, Dresden, GermanySeguimos paseando por la Terraza de Brühl junto al río Elba y que alberga varios museos de la ciudad, para irnos a comer el típico currywurst que ya había comido en mis previos viajes a Berlín y Hannover. Después de comer nos dimos cuenta de que prácticamente habíamos visitado todo lo visitable, lo cual fue un poco chasco ya que me esperaba una ciudad para dos días, pero con un día de turismo es más que suficiente.

Yenidze, Dresden, GermanyNo pudimos entrar en la Catedral de Hofkirche así que nos fuimos a visitar el Yenidze, una antigua fábrica de tabaco con forma de mezquita, para terminar el paseo al otro lado del río. Cuando Jana salió de trabajar vino a buscarnos y fuimos a dejar las maletas a su casa.

Cenamos en un restaurante italiano y tomamos un par de copas en el Zille, que seguramente sea el único bar en toda Alemania donde se puede fumar. El caso es que hasta allí vinieron Anna, Javi y Paloma, los Erasmus españoles que conocimos cuando jugó la selección en Praga y estuve de charla con ellos.

Brühl's Terrace, Elbe, Dresden, Germany

Schloss Albrechtsberg, Dresden, GermanyEl sábado estuvimos viendo tres palacios en la otra orilla del río, incluido el de Albrechtsberg, para acabar comiendo en un restaurante de tapas españolas, que no estaban nada mal.

Después habíamos quedado para patinar sobre hielo con los Erasmus, pero las chicas no querían y tenían que pagar para entrar al pabellón de todos modos, así que fuimos para casa.

Road trip, Dresden, GermanyPor la noche tomamos algo en una coctelería totalmente recomendable, con decenas de alcoholes de todo el mundo y diversas mezclas y combinados, llamada Pinta.

El domingo por la mañana al fin apareció Gabriela, y después del brunch en un restaurante mexicano nos fuimos a ver el Castillo de Piltnitz, que fue residencia de verano para numerosos reyes sajones. Casi a las 5 pusimos rumbo a Bratislava a donde llegamos pasadas las 10, completando un curioso fin de semana por tres países.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s