Rafting, senderismo en las Tatras y laser tag

Esto es un no parar, cada fin de semana algo diferente, aunque esta vez sin salir de Eslovaquia.

Beer for 90 cents, Liptovský Trnovec, SlovakiaEl viernes a las 16:00 quedamos Matej, su novia Gabriela y mi amigo Alex para poner rumbo a las Tatras y llegar a tiempo de ver el partido de hockey entre Eslovaquia y la República Checa, pero sólo de salida ya tuvimos 50 minutos de atasco. Aun así conseguimos llegar al camping en Liptovský Trnovec con el tiempo justo para ir a ver el partido al bar del pueblo, donde también había un grupo de checos, así que dejamos a Matej y Gabriela con ellos, y nosotros nos fuimos a la barra para que no nos confundiesen con ellos, jajaja.

Czech Republic vs Slovakia ice hockey game, Liptovský TrnovecEl partido acabo con una nueva derrota de Eslovaquia por 3 a 2, y después de terminar empezó lo que ha sido la tónica general durante el fin de semana. La gente se sorprendía de ver a un español y a un mexicano y pasábamos a convertirnos en sus mejores amigos; esta vez fue Pavel, que tras pensar que éramos húngaros y después italianos, se acercó a preguntarnos de donde éramos y así acabamos conociendo a casi toda la gente del pueblillo, cada uno contándonos su historia, invitándonos a chupitos e incluso una mujer me regaló su bufanda de Eslovaquia.

Areál vodného slalomu Ondreja Cibáka, Liptovský Mikuláš, SlovakiaEl sábado por la mañana nos fuimos a hacer rafting, con una mala noticia, ya que no había suficiente agua en el río así que tuvimos que hacerlo en una canal artificial de aguas bravas en Liptovský Mikuláš. Estuvo divertido, pero pasábamos más tiempo volviendo andando de vuelta a la salida, que bajando el río, y encima nos tocó el monitor más soso, así que en dos horas sólo bajamos cinco veces, volcando en tres de ellas, sobre un agua heladísima. Para acabar de fastidiarla, han subido las fotos y no salimos en ninguna, decepcionante.

Tatra Mountains, SlovakiaAl terminar fuimos a comer a un restaurante cercano para entrar en calor; yo me comí unos bryndzové pirohy y de postre un palacinky (crepe). Después compramos algo en el Billa para desayunar al día siguiente y esta vez fue la cajera la que nos preguntó de donde éramos con una amplia sonrisa. Pusimos rumbo a nuestro siguiente destino en Tatranská Lomnica, al pie de las Montañas Tatras.

Vodopády Studeného potoka, SlovakiaTras dejar las maletas, Matej y Gabriela decidieron quedarse a echar la siesta porque estaban enfermos, pero Alexito y yo nos fuimos a hacer senderismo. Matej nos acercó en coche al pueblo de Starý Smokovec, donde pusimos rumbo a Hrebienok y de ahí a las cataratas Vodopády Studeného potoka, para continuar el curso del río hasta Tatranská Lesná. Como siete kilómetros nos habían sabido a poco, decidimos andar tres más hasta la cabaña, donde nos llevamos una tremenda sorpresa, ya que un árbol de gran envergadura se había caído en el camino de entrada debido al viento. Al final hicimos los 10 kilómetros en 2 horas y 20 minutos.

Fallen tree, Tatranská Lomnica, SlovakiaDespués de la ducha, fueron unos chavales de Košice que estaban en la misma cabaña los que nos dieron de beber y estaban contentos de conocer a un mexicano y español. Al final conseguimos zafarnos de ellos e irnos a cenar a un restaurante, donde vimos terminar el Eslovaquia – Finlandia, con derrota eslovaca por 1 a 2 y que suponía por tanto su eliminación. Volvimos a la cabaña donde estuvimos de fiesta, bebiendo y bailando con los chavales y chavalas hasta altas horas.

Lo peor, es que por la mañana, nos hicieron seguir bebiendo, vaya cuadrilla de fenómenos. Su responsable (más borracho que ellos) me regaló su camiseta de hockey de Eslovaquia y a la 13:00 nos despedimos de todos y nos fuimos a ver la cueva Belianska, que está bastante chula. Al salir nos comimos un goulash de cordero y pusimos rumbo de vuelta a Bratislava, completando otro fantástico fin de semana.

Playing laser tag is awesome, Barney StinsonAyer martes estuvimos jugando al laser tag, en el mismo almacén donde jugamos a paintball el año pasado. Y tengo que decir que es awesome, como dice Barney Stinson. Fue súper divertido, ya que como no tienes el miedo de que las bolas te vayan a hacer daño como en el paintball, te pasas todo el rato corriendo, disparando y riendo, y por supuesto sudando como un cerdo. La pena es que hubo un percance y Klarita se cayó al suelo desde uno de los obstáculos, partiéndose parte de una de las palas. La verdad es que fue bastante peligroso debido a que el suelo y los obstáculos están llenos de serrín y pintura del paintball, por lo que son muy resbaladizos, y además está oscuro porque apagan las luces y sólo hay flashes y humo.

Apenas tengo fotos en esta entrada y las que pongo están hechas con el móvil, ya que por desgracia he tenido que certificar la defunción de mi cuarta cámara en los últimos cinco años, la Olympus T-100, que se cayó a un charco en Erice y dejó de funcionar definitivamente el jueves pasado en el partido de hockey hielo. Así que ahora ando decidiéndome entre varias cámaras resistentes al agua y a los golpes.

Anuncios

2 comentarios

  1. Entiendo lo que sientes el año pasado fui por primera vez a Ďurkov un pueblo cercano a Košice con mi hermana y mi novia, y en el bar todos estaban tan contentos de que dos mexicanos visitaran el pueblo que nos invitaron alcohol como para toda la semana. Un saludo! Ahoj! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s