Virgin London Marathon 2011

El pasado fin de semana he estado en mi tercera Maratón de Londres, y ya me siento parte de la familia, porque según llegué tenían mi acreditación lista con la foto del año pasado y el Villoslada mal escrito, como de costumbre, con una sola L.

Camden Town, London, EnglandPero empecemos por el jueves, ya que este año decidí viajar con un día de antelación y así sentir de verdad que estaba en Londres, porque si no sólo visito The Mall y el aeropuerto. El caso es que a punto estuve de perder mi vuelo a Luton, pese a estar en el aeropuerto de Bratislava con una hora de antelación, algo que sólo puede pasar en Eslovaquia.

A pesar de que sólo quedaban dos vuelos por salir, a nadie se le ocurrió que los pasajeros con destino a Luton tuviésemos preferencia para hacer el control de seguridad por delante de los que viajaban a Birmingham media hora más tarde, así que a las 21:35 salí del control corriendo hacia mi puerta, porque mi vuelo salía a las 21:50 (un borrachín con el que estuve hablando en la cola lo perdió). En el aeropuerto de Luton cogí el bus a Victoria y allí vino a recogerme mi amigo Rafa; en su casa cenamos y echamos unos vinos con sus compañeros italianos de piso.

Picadilly Circus, London, EnglandEl viernes pasé toda la mañana en Camden Town, el mercado donde puedes encontrar de todo (lo más curioso que vi esta vez son unos pins del Marca de la Eurocopa 2000) y que continúan ampliando a medida que siguen acondicionando los establos del hospital de caballos. Otra de las cosas que puedes encontrar en Camden son comidas de todo el mundo, por lo que comí en un restaurante afgano. De ahí me dirigí a Oxford Circus para recorrer alguna de las tiendas de Regent Street, como por ejemplo Nike Town, que es la tienda Nike más grande del Mundo con toda clase de artículos deportivos en cuatro plantas e incluso un DJ.

Sketch Bathroom, London, EnglandDespués estuve en la de Ferrari con el Formula 1 de Massa y en la de National Geographic para acabar encontrándome con Rafa y su amiga italiana Rita en el famoso luminosos de Picadilly Circus. Nos fuimos a tomar algo al Sketch, que estoy seguro es uno de los garitos más caros (6 libras la cerveza y 13 la copa) y exclusivos de Londres; tiene varias salas (bar, tetería, restaurante) decoradas estrafalariamente, como por ejemplo con un árbol hecho de juguetes de plástico pintados de gris claro; pero el premio lo gana el baño, donde cada wáter parece una nave espacial individual. Después fuimos a cenar a un japonés, dónde se nos unió mi amiga Marta, a la que llevaba tres años sin ver. Acabamos la noche en una fiesta de despedida de otra italiana y prontito a casa, porque había que madrugar. El caso es que Londres sigue siendo increíble, es una ciudad con un encanto especial, y siempre que voy me siguen faltando cosas de ver.

London Marathon finish lineEl sábado a las 5:30 arriba para ducharme, vestirme y coger el autobús para estar a las 6:30 en The Mall, donde ya estaba Andy y mi acreditación esperando; fue llegando el resto de la familia y nos pusimos los chalecos del Construction Crew, pero la verdad es que no movimos muchas vallas hasta después del desayuno; una vez más, pese a que este año hasta teníamos un horario, pasamos más tiempo esperando que trabajando. Con breaks para tomar té, la comida y la cena, estuvimos trabajando hasta pasadas las 11 de la noche, principalmente moviendo vallas y fijando la propaganda de Virgin Money a estas. Este año decidí dormir junto con otros en la tienda de St John Ambulance tumbado en una de las camillas, y la verdad que es mucho más cómodo que el suelo.

Martin Lel (2nd) and Patrick Makau (3rd), London MarathonEl domingo de nuevo arriba a las 6:30, para ducharme y comerme la cosa que más echo de menos de Inglaterra, el English Breakfast. Después nos dieron la chaqueta roja de Adidas (parecida a la del año pasado) y estuvimos un rato trabajando y mareándola al mismo tiempo. Este año el atleta invitado fue Jonatahn Moore, saltador de longitud, y también estaba por allí Richard Branson, dueño de Virgin, pero acabé decepcionado ya que no vino el alcalde Boris Johnson, por lo que no me pude sacar mi tercera foto con él.

Chema Martínez, London MarathonEn un despiste la llegada femenina me pillo bebiendo agua en el comedor, así que la vi por la tele, pero estaba de vuelta para ver la llegada del keniano Emmanuel Mutai en 2:04:40, récord de la Maratón de Londres y sexta mejor marca mundial de todos los tiempos; a continuación entraron sus compatriotas Lel y Makau en un espectacular sprint final. Montamos el podio, vimos la entrega de medallas y lo desmontamos para irnos a comer, de camino me encontré con Chema Martínez, que sólo pudo ser 16º y estuve un rato hablando con él; resulta que iba bien hasta que empezó a tener problemas intestinales en el kilometro 26 y tuvo que parar dos veces a cagar.

Music band, London MarathonDespués de comer tenemos tiempo libre, que aproveché para echarme una siestecilla con el polaco Lesz y después quedar un rato con Rafa en Green Park. A las 5 continuamos desmontando todo mientras aun seguía llegando gente, algunos muy espectaculares como una banda de música completa, un hombre haciendo malabares, el baile más largo del mundo en más de ocho horas y hasta un tío dándole toques al balón que acabó en unas diez horas.

London Marathon Stuff 2011Este año antes de las 11 ya teníamos todo listo, así que nos dieron el cheque de 300 libras, una camiseta roja de Adidas y la medalla, como siempre; pero esta vez además pudimos coger más cosas, ya que parece que les sobraba material, así que me llevé un par de gorras blancas y otra chaqueta roja, todo de Adidas con el logo de la Maratón.

Además nos dieron a cada uno una caja con veinte bolsas de las que les dan a los atletas al cruzar la meta (camiseta conmemorativa, botella de agua y de Lucozade, mini gel de ducha de Adidas, una manzana, chucherías, chocolatinas y muestras de productos), pero sólo me quedé con un par y el resto se las di a Rafa, que vinos a buscarme para ir a echar una cerveza, cenar pato laqueado en Chinatown y llevarme a coger el autobús a Stansted, desde donde volé a Bratislava completamente reventado. Pero si tengo la opción, el año que viene volveré a por mi cuarta maratón.

Anuncios

4 comentarios

  1. […] a otros que no visitaba hace tiempo como Italia y Francia, además del tradicional viaje a la Maratón de Londres en Inglaterra y por supuesto unos cuantos días por España, haciendo que en este 2011 haya pisado […]

  2. […] Lo más curioso de todos estos días, a parte de hablar con suecos, finlandeses, canadienses y demás, fue conocer el sábado a Andy French, director de operaciones en la Liga Elite y secretario general de la Federación Británica de Hockey sobre Hielo. Estaba sentado en la mesa de al lado nuestro en el Rio y cuando le dio unos pins al camarero, yo empecé a hablar con él y le dije que ese pin ya lo tenía de cuando fui voluntario en el Mundial Junior de Hockey Hielo, que después había estado trabajando en Basingstoke y allí vi un partido de los Basingstoke Bison, y que vuelvo cada año a trabajar en la Maratón de Londres. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s