Tatabánya Carbonex – Naturhouse La Rioja

Vivir fuera tiene sus alicientes y este ha sido uno de ellos, el sábado estuve en la ciudad húngara de Tatabánya viendo jugar al Ciudad de Logroño en la eliminatoria de octavos de final de la Copa EHF de balonmano. Es un sentimiento extraño que me hace aflorar el riojanismo que llevo dentro, como cuando veo unos Fluchos en una zapatería, unas pizzas de Palacios en el supermercado o me compro una botella de Rioja.

La Rioja's landEl caso es que el sábado por la mañana nos fuimos a Győr, con la intención de aprovechar el día en Hungría y relajarnos un poco en los baños termales, pero había como unos 10 autobuses de checos y no tenían taquillas suficientes, así que nos quedamos con las ganas. Dimos una vuelta por la ciudad, compramos 1 kilo de bombones por 1.60 €, estuvimos en el Decathlon (porque no hay en Eslovaquia) y nos comimos un Lángos.

Entonces pusimos rumbo a Tatabánya, una ciudad dormitorio de 70.000 habitantes situada 60 kilómetros al norte de Budapest, que me recordó, salvando las distancias, a Basingstoke. Primero fuimos hasta el pabellón, para hacernos a la idea de donde estaba, y después subimos a ver uno de los pocos atractivos turísticos de Tatabánya, una estatua enorme de un Turul, desde la que se divisa toda la ciudad. Con tiempo de sobra volvimos al Földi Imre Sportcsarnok para presenciar el partido.

Pancarta twitteraAquí tengo que abrir un paréntesis porque esta historia empieza hace más de un mes, cuando España estaba disputando el Mundial de Balonmano en Suecia empecé a seguir (follow) en Twitter a Rubén Garabaya y el hizo lo mismo (follow back), lo cual me sorprendió ya que por aquel entonces el contaba con más de 400 seguidores, pero sólo seguía a 30 personas. El caso es que tras el excelente Mundial en el que España consiguió el bronce y tras intercambiar algunos mensajes con Rubén, me acordé que al Naturhouse le había tocado un equipo húngaro en la eliminatoria y me planteé la posibilidad de acudir al partido; él me dijo que podría conseguirme las entradas, yo que le haría una pancarta, y todo ello acaba en este sábado cuando finalmente nos conocimos en persona.

La camiseta de GarabayaUna vez en la puerta del pabellón llamé a Jaime, el contacto que me había dado Rubén para las entradas, pero mientras le esperábamos una amable húngara nos acompañó adentro, donde otro hombre nos llevó hasta nuestros asientos. Nada más llegar una seguidora del Tatabánya se acercó a hablar con nosotros y sacarse una foto, porque el sábado anterior había estado en Logroño. Colocamos la pancarta (sí, tiene fallo, tú no lleva tilde al ser determinante) y la bandera de La Rioja y nos salimos a tomar una cerveza, que curiosamente fue la eslovaca Zlatý Bažant, mientras otros seguidores del Carbonex nos saludaban.

El partido se me pasó volando de la emoción; empezó mal el Naturhouse perdiendo 5 a 2, pero al borde del descanso logró el empate para finalmente irse uno a bajo en el marcador; durante la segunda parte el Carbonex llegó a ir siete arriba, pero la renta de trece goles conseguida el sábado anterior fue suficiente para clasificarse, pese a la derrota final por 30 a 25. Mientras los jugadores saludaban desde el centro del campo, Garabaya se acordó del “tweet” y vino a darme la camiseta (para Con Rubén Garabayami camisón, una XXL) mientras que él se quedó con la pancarta; luego todos los jugadores pasaron alrededor de la pista chocando las manos y algunos jugadores del Naturhouse, el entrenador Jota y también el cubano Ivo Díaz del Tatabánya se sorprendían cuando les hablábamos en castellano.

Al final del estiramiento estuve otro rato hablando con Rubén y la verdad es que es un crack, así que si no les vuelve a tocar otra eliminatoria por aquí (los cuartos de final serán en Dinamarca) la próxima vez que nos veamos será echando unos vinos por la Calle Laurel. Nos despedimos y nosotros nos fuimos a cenar y a echar unas cervezas por Győr, para por último poner rumbo de vuelta a Bratislava.

Anuncios

6 comentarios

  1. Hola Pablo,

    soy Laura, una de las chicas de Göppingen…que tal llegasteis a Eslovaquia? pudiste hablar al final con Ruben?..
    .nuestra vuelta fue durilla,al menos la de mi hermana y yo que salimos de Frankfurt a las 7 de la mañana y considerando que llegamos en el tren como a la 1 y cuarto…pues imaginatelo….pero merecio la pena…a pesar del resultado!!!
    Como todos hicimos fotos del partido en los que salimos todos, te paso mi e-mail: lcdc1@hotmail.es….para que me envies el tuyo.

    Por cierto, supongo que lo habras visto a traves de internet, la foto que nos hizo Martin Schmitt salio en La Rioja, tanto en la impresa como en la digital, http://www.larioja.com.

    Bsos

    • Hola Laura!

      Te he agregado al facebook aunque no sé si lo usas mucho 😛 Subiré algunas fotos ahí y Diego también va a subir alguna. Salimos también en un periódico alemán.

      Sí, al final hablé con Ruben, aunque estaba cabreadillo, también Gurutz y Jota. El viaje de vuelta una paliza, pero como bien dices, mereció la pena.

      Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s