¡Somos Campeones del Mundo!

La Roja, Logroño, EspañaHan pasado 48 horas desde que alzamos la Copa y aun no se si creérmelo, porque desde luego, estos jugadores han cumplido nuestro sueño y el suyo, el sueño de una nación entera unida bajo una bandera roja y gualda que ha engalanado los balcones estos días. Ha sido impresionante ver salir a la gente en masa a la calle vestida con La Roja; teniendo en cuenta que ya fue alucinante este sentimiento hace dos años cuando ganamos la Eurocopa.

Palacio de los Deportes, Logroño, EspañaEn cuanto a la final contra los Países Bajos, fue un sufrimiento como casi todos los partidos anteriores; desde la derrota inicial contra Suiza, que nos dio la fuerza para reponernos y ganar, hasta cualquiera de los enfrentamientos intermedios ante Honduras, Chile, Portugal, Paraguay y Alemania. ¿Y por qué han sido un sufrimiento todos los partidos?

Palacio de los Deportes, Logroño, EspañaPues sencillamente, porque somos el mejor equipo del Mundo y el que mejor fútbol estaba haciendo antes del Mundial, por lo que todos los equipos, excepto los germanos, se dedicaron a defender y no dejar jugar dando patadas; algunas salvajes como la agresión de De Jong a Xabi Alonso en la final, merecedora de tarjeta roja. Con esto nos costaba mucho meter gol, y pese a que los árbitros han sido demasiado permisivos, perjudicándonos con algunas de sus decisiones, por fin esta vez no nos hemos ido llorando a casa.

Fuente Murrieta, Logroño, EspañaAunque tengo que decir que lloré, pero de alegría. Pensando en que nos íbamos a jugar la final en la tanda de penaltis, el golazo de Iniesta me hizo descargar toda la emoción y los nervios en forma de lagrimas.

La celebración posterior fue inolvidable. Desde el Palacio de los Deportes, donde nos habíamos reunido 7000 personas para seguir este sueño en una pantalla gigante, bajamos luego por las calles cantando y toreando coches con la bandera, hasta darnos los baños de rigor en las fuentes, donde media ciudad se había concentrado.

Calle Mayor, Logroño, EspañaDespués tocó celebrarlo en los bares encontrándote amigos, abrazándolos y disfrutando del momento; porque aunque parezca fácil y hayamos ganado dos copas en dos años, nunca sabremos cuando será la próxima. Despertarse ayer para trabajar tras haber dormido sólo dos horas fue un suplicio, pero como bien dicen, esto se vive una vez en la vida. La próxima, espero de verdad poder vivirla en el estadio.

Ver de nuevo ayer las imágenes por televisión y la celebración por Madrid pone los pelos de punta, somos Campeones del Mundo y lo vamos a ser al menos los cuatro próximos años. ¡Que viva España! Ahora más que nunca, me siento orgulloso de ser español.

Celebración en la Fuente Murrieta
Anuncios

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s