Bratislava (Semana 16)

Se acabó, escribo estas palabras ya desde mi querida Logroño, tras cuatro impresionantes meses en Bratislava que se han pasado volando. 

El lunes la lluvia por fin nos dejó jugar, y me despedí a lo grande de mis compañeros futboleros eslovacos marcando el gol de la victoria por 10 a 9. Mientras que el martes estuve tomando algo con Katarina en el bar de Natalia, después de haber tenido lunch en la empresa por la mañana.

El miércoles estuve cenando con Monika y el jueves me fui con Eduardo a Trnava para despedirnos de Jesús y de Liz; estuvimos cenando sushi (yo no he visto cosa más cara y que alimente menos) y después tomando unas cervezas en Cajka con todos los Erasmus de Tranava, para terminar corriendo a la estación para coger el último tren a Bratislava, donde al ir a comprar algo para comer conocimos a un argentino que vive en Austria.

El viernes como era mi último día Ryan me invito a comer y junto con Tibor, hicimos la locura de pedir un combo en un restaurante del centro de la ciudad con kilo y medio de comida recomendado para entre 4 y 6 personas; así que entre los tres no pudimos terminarlo y acabamos petadisimos con un pollo asado rodeado de patatas fritas, unas tostadas de atun y otras de queso, tiras de pollo frito, pan y nachos, impresionante. Después en la oficina me dieron el regalo de la empresa, una invitación para el Zlatý Klinec del año que viene, una botella de vino eslovaco y una lamina edición limitada (la 150 de 150) de María Teresa bebiendo de una botella delante del Castillo de Bratislava realizada por un artista eslovaco de cuyo nombre no logro acordarme.

Después de trabajar vino a mi casa Nelli, una couchsurfer de Uzbekistán que vive en Amberes y se quedó el finde en mi casa, y junto con Edu fuimos al Spirits of Wine al meeting de Couchsurfing y cumpleaños de Matej; como siempre un montón de gente nueva en el meeting, a parte de los habituales, mucho vino y muchas risas, además de cerveza checa y alitas de pollo. De ahí fuimos a Havana y Primi, pero estaban cerrando, así que tras pasar por Channels pagamos siete eurazos por entrar a Nu Spirit donde estaban algunos de los couchsurfers, pero no Matej que se perdió por ahí. A la salida vimos unas hostias entre griegos al ritmo de malaka (hijo de puta en griego), y pese a que llegó la policía, no intervino, alucinante.

El sábado después de comer a comprar todo el material para la merendola de despedida que consistió en canapés de camembert con cebolla caramelizada, tostas de txaka, canapés de queso con tomates cherry, melón con jamón, quesos, salchichón, aceitunas, mejillones y por supuesto patatas cibuľková smotana. El primero en venir junto con Edu, Nelly y yo, fue Viktor, con el que a punto estuve de pasar toda la noche en el ascensor, ya que al llegar a mi planta e ir a abrir la puerta una pieza cayó hasta el sotano y era imposible abrirla, llamé a Eduardo pero desde fuera tampoco se podía abrir, bajó un vecino y nada, al final tras 15 minutos de angustia conseguimos forzar el mecanismo y salir, menudo acojoné, llegué a pensar desde que iba a pasar toda la noche en el ascensor hasta que lo mismo se desplomaba. Luego fue llegando la gente y fue la historieta de la noche, en una fiesta impresionante con buena parte de mis amigos y amigas y representación de hasta doce países (Chequia, Ecuador, Eslovaquia, España, Letonia, Lituania, México, Paraguay, Polonia, Serbia, Uzbekistán y USA). Estuvimos bebiendo y comiendo en casa hasta las 12, entre muchas risas, y después continuamos la fiesta ya con menos integrantes en Havana y Channels llegando a casa a las 6 de la mañana.

El domingo día triste, Nelli me ayudó a hacer la maleta y luego se fue con su siguiente host Rado, vino Matej con Ola a despedirse de mi, y luego me fui con Edu a dar una vuelta por la ciudad y subimos al castillo para después tomar una cervecilla con Diego y otra gente y por último quedar con Katarina. El lunes por la mañana vinieron mis caseros a devolverme el deposito y despedirse y con Edu me fui a la estación para de ahí coger el bus al aeropuerto de Viena, nos pusimos las botas comiendo en el avión de FlyNiki y en el aeropuerto de Mallorca nos hicimos una foto con el entrenador Joaquín Caparros, antes de coger nuestro vuelo a Bilbao donde mis padres nos llevaron a Logroño.

Anuncios

2 comentarios

  1. hola!! he estado leyendo tus post, soy de sevilla y me voy de erasmus a Trnava,y estoy un poco perdida porqueno se nada de aquello, a ver si me puedes informar u poquito sobre el alojmiento, transportes y demas, t lo agradeceria 🙂 bsitos!

    • Los amigos que tenía de Erasmus en Trnava estaban en una residencia de estudiantes; aquí en Bratislava cuestan 80 € por mes, así que supongo que en Trnava será incluso más barato. En cuanto a transporte no se lo que quieres saber, pero hay trenes y autobuses a diferentes destinos y con bastante frecuencia, puedes echar un vistazo aquí. Para todo lo demás que quieras saber no dudes en preguntar. Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s