Bratislava (Semana 1)

El martes amaneció con una nueva nevada y en el curro pasé buena parte de la mañana cambiandole el idioma al Vista, ya que el eslovaco se me hacía un poco difícil, jaja. Comimos en un chino (sobre las 12) y seguimos trabajando hasta las 17:30. Por la noche se vino Edu a cenar mi casa y así inauguramos la cocina.

El miércoles cuando me levante no nevaba, así que decidí dejar las botas y ponerme las zapatillas, ley de Murphy, no paró de nevar en todo el día. Fuimos a comer a La Rambla, donde puedes comer todas las tapas españolas que puedas por 9,90 €, estaba bastante bueno y nos pegamos dos horas comiendo, me gusta su estilo, jaja. Después estuve por tumbarme a echar la siesta en uno de los sofas que tenemos en la oficina. Por la tarde quedé con Stany de Couchsurfing y fuimos a cenar al Ikea por 0,50 céntimos unas albondigas suecas con patatas fritas, después echamos una cervecilla con un amigo suyo austriaco.

El jueves ya hice bastantes progresos con la página web que estamos haciendo (forecast.sk) del clima y la predicción del tiempo. Comimos otra vez en el hungaro donde uno de los camareros es italiano, por lo que tengo bastante ganado a la hora de elegir plato, jaja.

El viernes resolví el misterio de la ropa de cama en Bratislava, ya que cuando llegué resulta que sólo tenía un edredón individual para mi cama de matrimonio, y le pedí a la casera que me comprase sabanas grandes y un edredón más grande, y total que me compró dos nuevas bajeras y un edredón cinco centimetros más grande, entonces Rado en el curro me explicó que aquí en Eslovaquia sólo usan la sabana bajera y edredones individuales aunque compartas cama, y que él lo primero que hace cuando duerme en un hotel en otro país es quitar la sabana, jajaja.

Por la noche salimos de fiesta con mi jefe y su hermano, para entonar nos invitó en su casa a unos chupitos de Slivovica, un licorcito de ciruela de unos 50º. Después echamos una cerveza en el Aligator, antro al que desciendes por unas escaleras, pero que está de puta madre y luego otra en un sitio más pijo, para acabar la noche en el Channels, un pub de tres plantas en el que pillamos una mesita y en donde se nos unieron varios amigos de Ryan.

Ayer sábado nos fuimos Edu y yo a recorrer la ciudad, por la parte vieja vimos la Catedral y después subimos al Castillo, que es precioso, pero está de reformas hasta dentro de dos años y no se puede entrar. Luego nos fuimos al Aupark, un centro comercial que hay al otro lado del río y que entre otras tiendas tiene Pull & Bear, jeje. Compramos unas pizzas y unas birras para ver el fútbol español en mi casa antes de salir de fiesta. Fuimos a un pub que habíamos visto por la tarde en el que valían los Gin-tonic 2 € y después seguimos investigando bares como La Havana (donde conocimos a un ecuatoriano que lleva viviendo aquí cinco años), Medusa y Río, aunque de nuevo acabamos en el Channels que parece que es el último que cierra en esta zona.

Y hoy he quedado con Katka, que es hija de una compañera de trabajo y lleva estudiando castellano cuatro años, así que con un frío helador (-3ºC) hemos dado una vueltilla y hemos estado tomando algo en un par de bares por el centro (uno decorado con fotografía de la escuedría Ferrari y el otro en plan étnico, muy guapos).

Dovidenia!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s