Bratislava (Día 1)

Ya he pasado mi primer día en Bratislava, muy largo desde las 8 de la mañana que me he levantado.

Ayer el viaje fue bien, mis padres me llevaron a Bilbao y allí coji el avión a las 5:20 con Edu; el trato del personal de Air Berlin fue impecable, con caramelitos y periódicos a la entrada, y después refresco y aperitivo dulce o salado; en 50 minutos llegamos al aeropuerto de Palam, pero si me hubiesen dicho que es el de Frankfurt me lo creo, 90 % de personas alemanas; a las 8 en punto cojimos el avión de FlyNiki, aquí cambió un poco el tema ya que toda la prensa y las revistas eran en austriaco, además de que las azafatas parecía que sólo hablaban alemás o austriaco; nos dieron la cena que habíamos pagado y también algún refresquillo, y en poco más de dos horas aterrizamos en Viena; allí vino a recogernos Tomas, de la misma agencia donde he alquilado el piso, y nos llevo a Bratislava contandonos unas cuantas historias por el camino; mi piso mola un montón y mis caseros son majetes, viven justo al lado y sólo el hombre habla inglés.

Hoy me he levantado con una nevadita pero menos frío del esperado, he llamado a mi jefe Ryan y hemos ido caminando hasta el curro, es un americano muy majete casado con una eslovaca; la oficina mola mogollón, es un edificio antiguo reformado por dentro y con diferentes decoraciones, se nota que son publicistas, como un Señor Burns gigante pintado en la pared, una pecera en la entrada y otras cosillas muy chulas; me ha ido presentando a todo el mundo (unos 40) y han flipado cuando les saludaba con Ahoj (hola en eslovaco) y les decía Teší ma (encantado de conocerte). En mi escritorio tenía unos bombones de bienvenida junto con una postal "Bienvenido desde el corazon a nuestra agencia deseando no sólo que te esfuerces en ser el mejor, si no que te sientas como el mejor", pero el que no ha querido recibirme ha sido el ordenador, que ha petado, jaja. Así que Ryan se ha pasado la mañana explicandome algunas cosillas hasta que nos hemos ido a comer con otros cuatro a las 11:30 (comen demasiado pronto) a un restaurante hungaro donde he comido una especie de sopa de alubias, un filete de cerdo con salsa y arroz, y una ensalada.

Después ha venido Eduardo con su jefe James porque este a su vez está contratado por Ryan y hemos tenido un pequeño meeting. Al terminar me he ido con ellos dos a dar una vuelta por la ciudad, a comprarme una tarjeta de teléfono de O2 (+421 944418313) y algo de comida en el Tesco, pero como habíamos comido tan pronto, hemos acabado en el McDonalds a las 7 de la tarde.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s