Basingstoke (Semana 8)

Ya he pasado el ecuador de mi estancia en Inglaterra y para celebrarlo y recargar las pilas me he ido a Logroño a pasar el fin de semana, ya que tenía dos días de fiestas de Pascua (good friday y easter monday).
 
El pasado lunes vino al curro Cyril, es un bretón de 22 años que ha estudiado en Perpignan y va a estar seis meses de prácticas en ComSine; es un tío de puta madre pero, por razones que desconocemos, la casera lo ha puesto en otra casa al lado de la mía en vez de en la habitación libre que hay en mi casa. En el curro tuvimos una reunión en la mesa redonda y a mi me han asignado el notification manager. Cuando salimos de trabajar flipamos y es que vimos uno de los gigantescos helicopteros Chinook haciendo acrobacias, parecía que se iba a estrellar contra el suelo y en el último momento remontaba el vuelo y planeaba a pocos metros del suelo para volver a subir y hacer múltiples giros, increíble porque desde luego un helicoptero de 30 metros de largo no es el más adecuado para hacer piruetas. Nos fuimos a tomar una cerveza al Lloyds, aunque Cyril no bebe más que cuando sale de fiesta y se tomó un refresco, y en la entrada del Festival nos llevamos una nueva sorpresa, y es que estaban todas las entradas cerradas, dos camiones de bomberos afuera y un montón de gente mirando.
 
El martes fue la bienvenida de Cyril y el jefe nos invitó a comer al Poacher, varias cheese burguer de nuevo pero yo me arriesgué a probar una nueva delicatessen británica, bastante mejor que el pudding de riñones, y pedí Nut & Mushroom Steak with Raspberry que sin llegar a ser un filete, estaba de alguna manera mezclado con las nueces y las setas, y lo acompañaba una mermelada de frambuesa, el caso es que estaba cojonudo. Después luché por sobrevivir las tres horas de curro que quedaban y cuando volvimos a casa nos fuimos a nadar Cyril y yo.
 
 
El miércoles no tenía curso, pero no dije nada, jeje. Estuve por el centro comercial mirandome unos vaqueros y al final me compré unos por 8 libras, y es que la ropa aquí está bastante barata. Como llevaba varios días sin ir a mi sitio preferido, me comí un desayuno inglés al solecito en la terracita del Laarsen’s. Por la tarde estuve con Isa y Charito y me invitaron a cenar a su casa.
 
 
El jueves después de currar cene algo rápido y me fui a tomar una cerveza al Lloyds con mis amigos, antes de coger el tren rumbo a Stansted, donde tuve que pasar siete horas. Me llevé el portatil para amenizar mi estancia (encima ahora han quitado un montón de asientos y han puesto maquinas automáticas para facturar) y me vi el capitulo de Lost y un par de peliculas hasta las 5:30 que me fui a hacer el check-in, menos mal que tuve suerte y encontré un enchufe en una de las paredes, porque los tienen bien escondidos los cabrones.
 
 
El viernes llegué reventadísimo y en mitad de una fuerte tormenta a Bilbao, donde me esperaban mis padres para llevarme a Logroño. Comida familiar y por la noche Laurel, que ganas tenía, Antonio lo flipó cuando me vio y tras una ronda de cinco pinchos con sus vinos, allí cayeron cuatro botellas de Sadacia entre ocho. Después Mexicano y al Pórtico a tomar cubatas, y gracias al desliz de la camarera, nos invitaron a chupitos en la nueva Rondalosa, madre mía que guapo lo han dejado, ha pasado de ser un antro para ir a beber a un bar de moda, guapísimo. Y para culminar la noche medio durum y para casa.
 
 
El sábado bajé al estanco a por Chesterfield para las gaditanas y Rosa flipó cuando le dije que me había puesto a fumar, jaja. Después de comer me fui con mi hermana a comprar una multifunción Brother DCP-145C, que tiene muy buena pinta aunque apenas he tenido tiempo a probarla. Y por la noche de nuevo ruta por la Laurel, al Portico a beberme un jarrón de Brugal por 10 €, de nuevo Ronsalosa donde hable con la jefa y me dijo que están a la espera de los permisos para cambiarle también el nombre a Belle Epoque y por último al Brieva, pasando por el kebab antes de ir a casa.
 
 
El domingo después de comer en casa de mi abuela, me fui con Mario y Leyre a Zaragoza, donde llegaba Sandra procedente de Tenerife, y tras unas pocas pero intensas horas con ella, ayer cogí el avión de vuelta a Inglaterra, en el cual conocí a un par de chicas muy majas que están currando en Londres.
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s