FITUR

Madre mía que guapo está FITUR, pensaba que no me iba a gustar, pero mola bastante. El caso es que el Ayuntamiento de Logroño nos invitó a los voluntarios a ir el viernes a FITUR, ya que era el día de Logroño e iban a ofrecer una degustación de pinchos y vinos de la Laurel. Así que pasadas las 6 de la mañana salimos de Logroño Turismo en tres autobuses y sobre las 11 llegamos al recinto de IFEMA, tras haber almorzado en Aranda de Duero. Una vez acreditados fuimos al stand de Logroño para ver el acto de inauguración. Después de esto empezamos a beber vinos (reserva de Marques de Vargas entre otros) y pinchos (pimientos rellenos, alcachofas, morcilla, chistorra, chorizo y salchichón) en el bar del stand como si estuvieramos en la Laurel, ya que además los camareros eran Antonio y Enrique de La Gota de Vino. Así que allí pasamos más de dos horas echando unas buenas risas, y unos cuantos vinos.
 
 
Tras salir de ahí y aparecer en la portada de la revista Evasión bebiendo un Rioja mientras esquiaba, jaja, fuimos al siguiente pabellón que era entero de Andalucía, así que degustamos el jamón de Antequera, realmente impresionante, y también probamos diferentes tipos de vino, además de hacer snow en Sierra Nevada; en el siguiente pabellón lo mejor fue una paellita que nos comimos en Alicante; en los dos siguientes estaban Haro y La Rioja, pero en ninguno nos dieron vino, decepcionante; por último y a todo correr conseguí en el pabellón de Europa la información necesaria para el viaje que no pude hacer el pasado verano, y que espero realizar en este, así que me pase por los stands de Croacia, Bosnia, Serbia y Eslovenia y las balcánicas, muy majas ellas, me dieron toda la información necesaria; además, también nos paseamos por Portugal y volví a tener saudades de Coimbra, en cuyo stand el azafato nos regaló pasteles de la pastelería Vasco da Gama. Por último volví al stand de Madrid y la azafata me consiguió un pin de Madrid 2016, jeje.
 
 
A las 6 regresamos a los autobuses y yo cogi mi maleta para irme a casa de mi amigo Raul, donde descansamos un poco y nos preparamos para ir a cenar con Sanchi (que ahora curra en Madrid) y después de bares por la zona de Huertas hasta altas horas de la madrugada, jejeje. El sábado por la tarde estuvimos en La Gavia, un centro comercial de Vallecas, y por la noche fuimos a cenar a un buffet italiano cerca de Sol, con el hermano de Raul y unos amigos suyos de Guadalajara, para acabar saliendo otra vez por Huertas (a donde se vino mi amigo conimbricense Rubén) hasta algo más de las cuatro, cuando ya fue imposible entrar a ningún garito con filas interminables que no avanzaban. Así que nos fuimos hasta Atocha a por unos churros y a casa con el recado. Y ayer tras la nevada de por la mañana, a punto estuve de no poder regresar, pero al final cogí a las 6 el nuevo autobús de PLM que en cuatro horas me llevó de Madrid a Logroño pasando por Burgos.
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s