Terminaron los Juegos Olímpicos

Terminaron los Juegos Olímpicos hace tres días y no se que hacer con mi tiempo libre, parte se lo dedico a mi proyecto fin de carrera que debería acabar ya, pero el resto lo sigo desperdiciando en internet, así que como hasta dentro de una semana no empiezan los Juegos Paralímpicos, voy a dedicarme a analizar los resultados de España en estos Juegos de Pekín 2008. Para los próximos, en Londres 2012, espero estar sí o sí viendolos en directo.
 
Mosaico que me he currado con las 18 medallas (5 de oro, 10 de plata y 3 de bronce):
españa_pekin_logos
 
Empiezo con el baloncesto, porque para mi y para muchos son los campeones morales, hicieron un torneo con altibajos, pero cuando hubo que demostrar que eran un grupo de amigos jugando al baloncesto lo hicieron, y por eso nos ofrecieron el mejor partido de la historia del baloncesto, plantaron cara a los americanos, que son jodidamente buenos (para eso lo inventaron ellos) y que no necesitan las ayudas arbitrales que les dieron (pasos, faltas en ataque y zonas), y los junior de oro se hicieron con la medalla de plata. A destacar, el impresionante torneo de Felipe Reyes y de Ricky Rubio.
 
Sigo con el ciclismo, deporte maltratado en los últimos años por el dopaje, pero que sigue siendo precioso. La primera medalla de los juegos y además de oro, fue para Samuel Sanchez en una carrera que dominó el equipazo español, y pese a que en un principio eran Valverde o Freire los favoritos, fue el asturiano el que se trajo la medalla para España, que es lo importante; una pena que Contador no pudiese refrendar el éxito con una medalla en la crono, donde se quedo a tan sólo 8 segundos del bronce, mientras que Samu fue sexto. El ciclismo en pista nos dio otras dos medallas con el magistral Llaneras, que se llevó el oro en puntuación ganando vueltas como si nada a sus 39 años, y para acabar de despedirse del ciclismo (y con especial dedicatoria al malogrado Galvez) se hizo con la medalla de plata en la prueba americana junto con Toni Tauler. La decepción fue el mountain bike, ya que Marga Fullana se retiró y el mejor chico fue Lejarreta que acabó octavo.
 
El piragüismo nos dio un inesperado y a la vez espectacular oro con Craviotto y Perucho en la carrera de K-2 500 metros, mientras que David Cal se tuvo que conformar con dos platas (las disfrutará más a medida que pase el tiempo) en las carreras de C-1 500 metros y 100 metros. Además, Ander Elosegui consiguió un espectacular cuarto puesto en aguas bravas, a sólo 1.8 segundos del bronce, que pena la sanción de dos segundos por tocar una de las puertas.
 
La vela no falla y esta vez dos oros, Echavarri y Paz en la clase Tornado y Xabi Fernández e Iker Martínez en 49er, aunque este último acabó siendo plata por una incomprensible decisión de los jueces que se lo dieron a los daneses, pese a que se saltaron una infinidad de reglas compitiendo con el barco de los croatas al romper el suyo.
 
El tenis siempre trae metales, pero nunca de oro, hasta que llegó Nadal, que practicamente arrasó a sus rivales y se hizo con el oro y el número 1 mundial. Además Vivi Ruano y Anabel Medina perdieron la final de dobles ante las Williams, que podían participar perfectamente en el cuadro masculino. El resto de los tenistas españoles tuvieron una actuación bastante discreta, por no decir decepcionante.
 
La actuación de la gimnasia la salvó Gervi con la plata en suelo, mientras que Isaac Botella acabó octavo en salto; el equipo no se clasificó para la final al fallar en la barra fija. Las chicas de la artística tampoco accedieron a ninguna final, al igual que el equipo de la rítmica. En cambio Almudena Cid se despidió a lo grande con un octavo puesto en su cuarta final olímpica, algo que nunca nadie había hecho.
 
La esgrima bien, muy bien, tras muchos años rozando los metales, fue Pirri el que consiguió un bronce en espada, que se completó con el séptimo puesto de Jorge Pina en sable.
 
Los deportes de equipo como siempre, dando alegrías, a la plata que ya he comentado del baloncesto hay que sumar la del hockey hierba, que merecieron mucho más ante una Alemania muy racana, pero fueron ellos los que marcaron y se llevaron el oro. En balonmano nos llevamos un bronce un poco inmerecido, no por el partidazo contra Croacia por la tercera plaza, si no por el lamentable torneo sin presión en defensa, sin circulación de balón, sin táctica de equipo, mal, muy mal, sólo se salvan dos partidos, en cuartos de final contra Corea y el partidazo por el bronce contra Croacia. En waterpolo en cambio jugamos un gran torneo, pero Serbia nos aplastó en los cuartos. Las chicas del baloncesto no lo hicieron mal pero perdieron en cuartos frente a Rusia, que las machacó en un último cuarto impresionante, mientras que las del hockey jugaron realmente mal y sólo pudieron acabar séptimas tras perder tres de sus cinco partidos. En fútbol y voleibol, pese a ser los actuales campeoens de Europa, no conseguimos la clasificación para los Juegos.
 
En los deportes de combate puedo hablar de una mezcla de mala suerte y decepción, al menos se esperaba medalla en judo, pero por segundos juegos consecutivos se van de vacío. La mala suerte estuvo en que disputamos cuatro combates por el bronce (dos en judo, uno en lucha y otro en taekwondo) y perdimos los cuatro, muchas veces pienso que a algunos deportistas los Juegos Olímpicos les vienen grandes.
 
Y lo mismo pienso en atletismo, parecían seguras las medallas de Paquillo, Marta y Pestano, pero al primero le fallaron las fuerzas, la segunda se olvidó de que no estaba en un 5.000 y tenía que saltar, y cuando iba lanzada a por la medalla se cayó en el penúltimo obstaculo, mientras que al último le fallo la cabeza, porque no puedes venir a unos Juegos con la tercera mejor marca del mundo y no pasar a la mejora, y encima decirle al comentarista que no es un fracaso. El resto un poco de lo mismo, María Vasco y Bragado se quedaron muy cerquita de las medallas en marcha, mientras que Higuero acabó quinto en el 1.500 porque tardó mucho tiempo en atacar. Así que decepción del atletismo que se va con once diplomas, pero cero medallas.
 
De la natación casi mejor ni hablar, un único finalista y nada más reseñable, algo falla en este deporte. Menos mal que las chicas de la sincronizada, comandadas por Mengual, sí que cumplieron llevandose las dos platas en duo y equipo, resarciendose así de la injusticia de Atenas 2004.
 
Lo del triatlón todavía no me lo explico, tanto Raña como Gómez Noya llegaban con muchas opciones y así lo hicieron ver, estuvieron en puestos cabeceros durante toda la prueba y llegaron al final en un grupo de cinco, la medalla era casi imposible que se escapase, pero así fue, Noya cuarto y Raña quinto.
 
En hípica, la lesión del caballo de Beatríz Ferrer-Salat antes de comenzar dio al traste con todas las opciones, mientras que en vóley playa la pareja formada por Herrera y Mesa sólo puedo llegar a octavos, se nota que más de media medalla en Atenas era gracias al genial Bosma.
 
Y en el resto de deportes es muy dificil conseguir una medalla, que sólo puede ser producto de la suerte o de que salga un fenomeno. Salvo Lidia Valentín en halterofilia, que si no hubiese sido por un último nulo se hubiese llevado el bronce, en el resto: tiro, tiro con arco, boxeo, badminton, tenis de mesa, pentatlón y remo casi no pasamos ni de las rondas previas, aunque también hay que hacer una mención especial tanto a Yoana Martínez en badminton como a Alfredo Carneros en ping pong, que fueron los primeros españoles de la historia en ganar un partido, así que a ver si en los próximos juegos en vez de uno, son dos o tres.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s