Adios a la miopía

Hoy es uno de los días más felices de mi vida, ya que ayer dije adios a gafas y lentillas para siempre. Hace ocho año años que me pusieron gafas, pero nunca me he acostumbrado a llevarlas, por mucho que la gente se empeñase en decirme que me quedaban bien; hace dos años y medio empecé a llevar lentillas, mucho más comodas que las gafas, pero aun así un engorro, ya que tenía habituales peleas con ellas a la hora de ponermelas; ayer me operé de miopía en la Clínica Baviera con la aplicación de cirugía refractiva mediante la técnica Lasik por el doctor Giovanni Yañez, y todo ha ido perfectamente.
 
Aunque no le tenía miedo a esta operación, sí le tenía mucho respeto, y al final los ojos son los ojos y los nervios se apoderan de uno mismo, pese a que según llegas a la clínica te dan un tranquilizante, yo creo que hubiese necesitado media docena.
El caso que a las 8:30 estaba en la clinica, me hicieron una prueba y me dieron un tranquilizante, después me pasaron para adentro y me pusieron gorro, bata y calzas verdes; al tumbarme en la camilla me hicieron otra prueba y antes de empezar a preparar la operación me pusieron una pelota antiestres en la mano izquierda y me echaron unas cuantas gotas anestesiantes en ambos ojos; luego el doctor inmoviliza el parpado izquierdo y hace un corte (notas la presión) para levantar una fina capa de cornea (te avisa de que vas a perder la visión de forma controlada por ellos), después hace lo mismo en el ojo derecho y ya sobre este, tras comprobar los datos, aplica el laser (tienes que mirar un punto verde que se transforma en rojo), que no dura ni 30 segundos en los que la auxiliar va diciendo "25%, 50%, 75%, finalizado" y hueles ligeramente a quemado, entonces coloca la capita en su sitio y aplica el laser en el izquierdo, colocando de nuevo tras su finalización la capa de tejido corneal en su sitio.
Después te limpia con suero los restos de pelusa de un aparato que usan y te estas media hora con los ojos cerrados a oscuras en una salita; yo estaba un poco acojonado porque al levantarme de la camilla veía borroso y daba por echo que algo había ido mal, además me lloraba el ojo derecho y me escocía, pero al pasar a la consulta ya veía mucho mejor pese a que tenía queratitis (inflamación) en el ojo derecho, y al salir a la calle noté los efectos de la operación con mis gafas de sol puestas, ya que me tengo que proteger del sol y el viento.
Como curiosidad, el doctor me operó mientras tarareaba una canción: pa pa pa papa pa pa pa (no consigo encontrar cual es, pero la tengo grabada en mi cabeza perfectamente), y además, dejé la pelota desestresante como un churro de apretarla casi hasta reventar y llena de sudor.
 
[Hoy cumple 3 años este espacio, me felicito a mi mismo por seguir día a día contando mis aventuras]
Anuncios

Un comentario

  1. Hola pablete!
    Primero felicitarte por tus 3 añitos de espacio, no paras de hacer cosas tio! Y si, hay gente que de vez en cuando (yo muy pocas eh? jaja) te lee.
    Y luego gracias por contar como es la operacion de los ojos. Yo tambien tengo miopia desde muy pequeña y estoy mirando el operarme (parece que ya no me sube mas la ceguera) porque es un embrollo, las gafas no me gustan nada y las lentillas me dan problemas cada 2 por 3. Si todavia no me he atrevido es porque a mi Sí me da mucho miedo, eso de que estes mirando mientras te estan haciendo todo es para ponerse a vomitar!!
    ¿No se puede ir borracha a la operacion? jajaja
    un besete pablete!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s