Queima das Fitas (Cortejo)

Llevo ya 5 días de fiesta por Coimbra, pero voy a dedicar una entrada especial para el día de ayer; desde el principio de nuestro Erasmus nos han hablado de la Queima, pero en especial de un día, el martes, un día en el que cada carrera saca autobuses por las calles de la ciudad, llenos de bebida y comida, y la reparten gratuitamente, no nos lo creíamos… hasta ayer, sin duda, ha sido la fiesta más increíble de nuestra vida.
 
Sin apenas dormir, madrugamos para almorzar y en seguida se fue llenando la casa verde de gente, después nos juntamos todos en las sillas amarillas, y de allí, tras alguna cerveza, fuimos a buscar un sitio para ver el cortejo.
Nos situamos junto a los arcos del jardim, en la rotonda del papa, y allí empezaron a pasar los carros, pensabamos que sería difícil conseguir la cerveza, pero no, era cuestión de acercarte y alargar el brazo, lo mismo ocurría con los bocadillos, el agua o incluso los cubatas.
 
Así que fueron pasando carros y carros, decorados por sus dueños, que en el año en que se licencian llevan las famosas fitas (cintas) dentro de las pastas (carpetas), y acompañando los carros van los de cuarto año vestidos con bengala (bastón) y cartola (gorro), del color de su carrera.
En cada carro cerveza, mucha cerveza, pero también licores de todo tipo (beirao y brandy-mel fue lo mejor que tomamos), agua para refrescarnos y comida para no desfallecer (bocadillos de leitao, porco o chouriço, y chocolatinas, patatas, …), y todo gratis, por supuesto.
 
Así que empezamos la mañana tranquilitos pero acabamos bañandonos en cerveza, al principio nos echabamos agua por encima pero acabo llendosenos de las manos, y hasta la gente hizo corro alrededor nuestro, sin duda, fuimos los que más la líamos. Un viaje incluso fuimos a meternos en la fuente-cascada que hay en un parquecillo detras de los arcos, para refrescarnos, porque el sol lucía a pleno rendimiento.
 
Pero sin duda, el mejor momento del día fue cuando Rubén, Alvaro y yo, los informáticos, nos acercamos a hablar con la gente de nuestra carrera y nos dejaron subir al carro 55, el carro del DEI, fue una pasada, allí estuvimos haciendonos fotos con ellos y cantando canciones, cagandonos en algún profesor, y también repartiendo cerveza a la gente de fuera, una pasada.
 
La fiesta continua, pero el día de ayer, quedará marcado para siempre, la mejor fiesta de nuestra vida, y encima, sin gastar un euro.
Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s