Coimbra (Semana 17)

A veces las cosas no salen como quieres que salgan, pero no queda más remedio que afrontarlo; mi beca erasmus es de sólo 5 meses y como es lógico me quiero quedar 4 más, por la experiencia, por vivir fuera de casa, por la gente, por la fiesta, por la briosa, …
Así que hace un mes hice los papeles deprisa y corriendo para ampliar la beca, y me lo concedieron tanto aquí como en la Universidad de La Rioja, pero claro, el problema está en que sólo te dan el permiso de quedarte, y no más dinero, por lo que tuve que buscar una financiación.
Mi idea fue quedame a hacer el proyecto fin de carrera en una empresa de aquí, así que también hice los papeles a todo correr y de entre los 5 estagios que elegí me concedieron el de la empresa Meticube, pero el jueves estuve hablando con ellos y sólo me pagarían de 0 a 1000 € al final del proyecto, por lo que no me quedará mas remedio que volver a la rutina en Logroño.
 
 
El martes hicimos Alberto y yo el examen de Algebra y dimos por concluidos los examenes de recurso; fuimos con Víctor y Sara a comer a la cantina verde y después entramos a la catedral de Sé Nova, que es una pasada, y también pasamos a ver los cuadros y relicarios pagando 1€; luego bajamos hasta el río para pasar a ver el monasterio de Santa Clara-A-Velha y de ahí a la Quinta das Lagrimas, dónde tomamos una cerveza en el hotel, que es una pasada, y dónde también se pasan cobrando (3€ el café y 3€ la cerveza).
Por la noche fuimos a cenar al Paço do Conde, pero llegamos tan tarde que a poco nos quedamos con las ganas, aunque al final el dueño nos saco espetadas de carne para los cuatro.
Después fuimos de fiesta al Shot’s y a la Associacao, y la verdad que después de tantos días sin salir desfasamos bastante.
 
El miércoles hicimos la locura del año, ya que Alberto y yo teníamos que hacer el zurracapote para la fiesta del sábado, cargamos con casi 30 kilos desde el centro comercial hasta nuestra casa, a poco morimos por el camino, y encima según llegamos a casa se rompe el balde que acababamos de comprar para la mezcla, así que vuelta de nuevo al Dolce Vita. Al final conseguimos mezclar los 20 litros de vino, 5 de agua, 3 kilos de azucar, 2 botes de melocotones, canela, manzanas y limones para hacer un rico caldo que triunfó el sábado.
 
El jueves una nueva aventura para ir al Parque Industrial de Taveiro dónde pasé casi 6 horas entre que llegué, 1 hora buscando la empresa, me tuve que quedar a comer, y después casi 2 horas de entrevista para nada, y luego encima no había autobús de vuelta, menuda locura.
Cuando volví de Taveiro descubrí una nueva tienda, el Lefties, que es una especie de outlet de Zara dónde la ropa esta baratísima, me compre una chaqueta, una americana y unos vaqueros por 5,95 cada uno.
 
El viernes hizo Rubén la fiesta del Bloody Mary (combinado de vodka y zumo de tomate) y nos juntó a todos en su casa ya que no estaban sus compañeros de piso, después seguimos la fiesta en la Associacao hasta las 6:30.
 
A las 9 del sábado me desperté sobresaltado de la cama a los gritos de "Pablo, cabrón, abrenos", ya que Ignacio y Pachi que habían venido desde Logroño estaban aporreando la puerta, jajaja.
A las 2 era la fiesta riojana, la despedida de Alberto y mía, pero por las inclemencias climatológicas hubo que trasladarse desde la Casa Verde a la Casa do Bispo y hasta allí no acudieron todos los que estaban invitados, pero al final la fiesta estuvo de puta madre, aunques eso sí, comimos a las 5 de la tarde; la gente alababa nuestro zurracapote cada vez que se echaba un vaso, y también gustaron de las patatas a la riojana, un éxito.
Por la noche había que sacar a Ignacio y Pachi de fiesta, así que después de cenar en la cantina nos fuimos al Shot`s y a la Associacao.
 
Ayer domingo nos levantamos tarde y hacía una tarde horrible, así que nos vimos una peli y después salimos a cenar al Tapas y después a escuchar fados a la Diligencia.
 
Hoy nos hemos ido a ver la parte de Coimbra que todavía no habían visto (ya que el sábado por la mañana se recorrieron la Alta y la Baixa) y a punto han estado de perder el tren, jeje. Por la mañana hemos visto el Jardín Botánico y hemos comido en el Mimo; después de comer hemos visto el Patio de la Inquisición y hemos cruzado el río para ver los monasterios y la Quinta das Lagrimas, dónde la Fuente de los Amores se había desbordado por la lluvia de estos días.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s