Santander + Escobedo + Fútbol

El club puso autobuses gratis para los socios, así que no había ninguna excusa para no ir a ver al Logroñés a Escobedo. A las 10 salían los autobuses de Las Gaunas, al final eran 3 con unos 160 aficionados blanquirrojos, y aunque salimos con un poco de retraso sobre las 10:30, a la 1:30 llegamos a Santander parando antes a almorzar en Bilbao. En Santander hacía un día increíble y las playas estaban llenas (y el bañador en casa XDD), así que Diego y yo nos sentamos en una sombra a comernos el bocadillo, para después ir paseando por el paseo marítimo (en la playa había campeonatos de voley-playa y de rugby-playa) hasta el Palacio de la Magdalena, dónde había un campeonato de Paint-Ball, que como rebotaban las putas bola de pintura, se me manchó un poco la camiseta. Luego subimos hasta arriba del Palacio, y estuvimos un rato tumbados y haciendonos fotos, para después bajar hasta el Sardinero dónde a las 5 salíamos para Esobedo. Lo mejor de estar en Santander fue la gente que te paraba para preguntarte por el Logroñés, para saber dónde estabamos (se sorprendían de que estuviesemos en 3ª) y contra quien jugabamos, y para desearnos suerte. ¡Aúpa Logroñés!
 
Escobedo estaba a sólo 8 kilometros de Santander, pero el chofer se confundió y tras recorrer 19 km nos tuvimos que dar la vuelta y preguntar un par de veces, así que un viaje de 10 minutos duro 40, pero nos sobraba el tiempo, así que nada más bajarnos del autobus compramos las entradas a 12 € y nos fuimos a tomar algo al bar. Antes de entrar al campo me hice una foto con Quique Setien (ex-jugador del Logroñés en primera) que iba a ver el partido y entramos al campo que estaba lleno de seguidores blanquirrojos, ya que a parte de en los autobuses, había venido mucha gente en coches, por lo que eramos cerca de 500, tantos e incluso más que aficionados del Escobedo.
 
Empezó el partido y estuvo igualado, aunque sin ocasiones claras para ninguno de los dos equipos hasta que Cusidor, que el año pasado jugaba en el Logroñés marcó de falta directa un golazo, que le valió al Escobedo para irse al descanso ganando por 1-0 y para meternos el miedo en el cuerpo.
Al volver del descanso el Escobedo se cambió su camiseta blanquinegra por una amarilla (supongo que el árbitro se confundía y el Logroñés no tenía la 2ª equipación), y el partido se le complicó al Logroñés a los 10 minutos cuando Candelas se vió expulsado por dos entradas tontas, y 10 minutos después cuando el árbitro expulsó a Jonathan de roja directa tras empujar a un contrario que previamente le había pegado un codazo, pero el árbitro sólo vió el empujón de Jonathan y al del Escobedo en el suelo; Jonathan se marchó llorando y nosotros nos quedamos sufriendo, porque quedaban más de 20 minutos y la eliminatoria estaba en juego.
Fue media hora de infarto, porque encima el árbitro descontó 6 minutos, el Escobedo tuvo ocasiones para meter el 2º y el Logroñés sólo se defendía, pero con el pitido final se desató la euforia ya que pasabamos a la eliminatoria final. Invadimos el campo y lo celebramos con los jugadores, y después de un rato gritando y cantando nos subimos a los autobuses para marchar contentos para Logroño.
 
Aquí he colgado el video que grabé al terminar el partido http://www.youtube.com/watch?v=TmhcVFHOKq0
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s