Nochevieja

Vaya fiestón el de anoche, que manera de empezar el año.
 
La cena con la familia estuvo bastante divertida; yo comí tanto que me tuve que tomar una manzanilla antes de las uvas. Llegado el momento me comí las 12, como siempre, y encima cada año hay más tiempo entre campanada y campanada. Después a felicitar el año a toda la familia y a ver los fuegos artificiales. A la 1 para el chamizo, menos mal que me bajó el novio de mi prima en coche porque estaba cayendo agua a bulto.
 
Cuando llegué ya estabamos casi todos, así que felicite el año uno a uno con abrazos y besos, y luego brindamos con champán. Después empezamos a beber y siguió viniendo gente al chamizo (entre ellos los primos de Ignacio con 5 chavalitas que fueron la sensación de la noche, jeje, sobretodo cuando Marta se cayó al suelo tras tropezar en el escalón, jajaja).
Sobre las 2:30 hicimos la tradicional chupitada; Somo y yo no participabamos este año así que fuimos los encargados de dar las 12 campanadas, subidos en la mesa fuimos explotando 12 globos de uno en uno, mientras los demás bebían chupito a chupito al ritmo.
Después seguimos bebiendo, bailando, cantando, gritando, saltando, … subiendonos por las paredes: me subi por la estantería a encima de la despensa y empece a hacer equilibrios sobre las vigas de madera, y todos gritando que me bajará de ahí, jajaja.
A las 5  nos almorzamos una tortilla de patata con salsa rosa y nos fuimos para la Mayor.
 
De camino, Somo y yo nos quedamos atrás mientras hablabamos por teléfono con Raúl, y conocimos a una pelirroja, que no se como salió el tema, pero ella y sus 8 amigas buscaban chamizo y curiosamente el nuestro les pillaba bien, así que nos dió su movil para quedar un día. La desgracia vino un rato después cuando Somo se dió cuenta de que no lo había guardado (lo había escrito pero no había pulsado en memorizar) ¡Hay que sacrificar a Somo! fue la frase de la noche.
 
Luego entramos a La Costanilla y ahí me encontre con mi profesor Sota (pero esta nochevieja no me metí con él) y estuvimos un rato hablando. Luego me fui con mis colegas y estuvimos por más bares, por la calle, encontrandonos con gente, felicitandoles el año, bailando, … hasta casi las 8 en que fuimos a la Plaza del Mercado, dónde volvimos a almorzar: Martínez y yo nos comimos una patata asada rellena, que pasada, estuvimos casi media hora escarbando en la patata con la cuchara, parecía que no se acababa nunca, aunque cuesta 4 eurazos merece la pena.
Somo y Javi se piraron para el chami pero a Kike, Martínez y yo aun nos quedaba cuerda para un rato, así que entramos a un par de bares más antes de que echasen las luces a las 8:30. De camino a casa vimos una semi pelea y a las 9 estaba ya en la cama, culminando esta gran noche, que por cierto, ha sido mi primera borrachera con lentillas.
Anuncios

Un comentario

  1. Tabas muy guapo en nochevieja…jajja, lo q pasa es q tiens q aprender a no desconectar de esa forma…El alcohol es MALO, jijijjij, te lo dice una esperta(sin querer).Bueno, q no te habia felicitado el año …y me aburro.TE dejo q me voy pa clase, q entro a las 9.Muchos besosSilvi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s